volver

Enagás se compromete a alcanzar la neutralidad en carbono en 2050

• La compañía prevé destinar en torno a 300 millones de euros a proyectos de hidrógeno, biogás y biometano en el período 2020-2026
• Para Enagás, es prioritaria la operación del Sistema Gasista español con la máxima eficiencia para contribuir a los objetivos de transición ecológica
• Los proyectos de sustitución de combustibles tradicionales por gas natural licuado (GNL) en el transporte marítimo (bunkering y small scale) en los que participa la compañía evitarán la emisión de entre 2 y 4 millones de toneladas de CO2 hasta 2030
• La compañía estima un dividendo anual medio de las sociedades participadas de 300 millones de euros para el periodo 2020-2026
• Enagás mantiene el incremento de su dividendo en un 5% en 2020 y en un 1% anual para 2021, 2022 y 2023, y se compromete a mantener un dividendo sostenible de 1,74 euros por acción para el periodo 2024-2026
• La compañía ha alcanzado en 2019 un BDI de 422,6 millones de euros y cumple sus objetivos por decimotercer año consecutivo
• Entre los hitos del ejercicio, destaca la adquisición en Tallgrass Energy en Estados Unidos y la ampliación de capital de 500 millones de euros
• Las infraestructuras de Enagás han funcionado con la máxima eficiencia operativa, con un incremento del GNL almacenado respecto a 2018 del 32%, un aumento de la regasificación del 28% y una contratación de los almacenamientos superior al 95%
• La demanda de gas natural en España ha crecido un 14% en 2019, favorecida por la sustitución del carbón por gas natural en el mix eléctrico y por el crecimiento de la demanda industrial
• La mayor participación del gas natural ha permitido reducir las emisiones en la generación de electricidad un 25% en 2019, lo que supone un ahorro de 14 millones de toneladas de CO2
• La compañía es la única de su sector incluida en la ‘A List’ de CDP Cambio Climático y ha renovado su liderazgo por duodécimo año consecutivo en el Dow Jones Sustainability Index

18/02/2020

Enagás ha obtenido en 2019 un beneficio después de impuestos (BDI) de 422,6 millones de euros, un resultado algo superior al objetivo marcado para este ejercicio. De esta manera, la compañía cumple sus objetivos por decimotercer año consecutivo.

Este resultado ha sido posible gracias a la eficiencia en la gestión, por parte de Enagás, del Sistema Gasista español, y a la contribución al resultado de las sociedades participadas, que han aportado 162 millones al EBITDA de la compañía el pasado ejercicio.

En 2019, Enagás ha alcanzado un acuerdo para la adquisición de aproximadamente el 30% de la energética americana Tallgrass Energy. Esta operación, que se ha llevado a cabo en dos fases (en marzo y diciembre) y que está pendiente de su cierre definitivo este año, supondrá para Enagás una inversión total de 1.623 millones de dólares.

Con esta inversión en Estados Unidos, Enagás compensa prácticamente el efecto de la reforma regulatoria que establece la nueva metodología de retribución de las actividades reguladas de transporte y de regasificación de gas natural para el período 2021-2026. Además, esta operación refuerza la sostenibilidad del dividendo en el medio y largo plazo.

Para financiar la compra de Tallgrass, Enagás ha llevado a cabo en diciembre de 2019 la primera ampliación de capital de su historia, por un importe de 500 millones de euros. Esta operación se suscribió en tiempo récord, lo que muestra la confianza del mercado en la compañía, así como su apoyo a la estrategia de crecimiento internacional de Enagás. Se trata de la ampliación de capital sin derechos de suscripción preferente en formato Accelerated Book-Building (ABB) que ha alcanzado el menor descuento y la mejor evolución posterior del mercado de la historia en España para una cifra a partir de 500 millones de euros. Esta ampliación de capital ha supuesto también un refuerzo de la base accionarial de Enagás con la participación en la ampliación de la SEPI, que mantiene su 5%, y la entrada de Pontegadea, que cuenta también con un 5%.

Además de la contribución de Tallgrass desde abril, también destaca en la cuenta de resultados anuales de Enagás el impacto positivo de la participación en el operador griego de la red de transporte de gas natural, DESFA, y de las inversiones realizadas en la planta de regasificación GNL Quintero, en Chile, y en TgP, en Perú.

Estructura financiera

La deuda neta de la compañía está en línea con el objetivo fijado a principios de año, teniendo en cuenta los fondos de la ampliación de capital realizada en diciembre, que se utilizarán en el take private (exclusión de cotización) de Tallgrass a lo largo del primer semestre de este año. Además, Enagás mantiene una estructura de deuda con más del 80% a tipo fijo, lo que limita el riesgo de tipos de interés, y no tiene vencimientos significativos hasta 2022.

Las agencias de calificación crediticia Standard & Poor’s y Fitch han realizado su revisión anual y han fijado el rating a largo plazo de Enagás en BBB+ con perspectiva estable, en línea con otras compañías similares y TSO (Transmission System Operator) europeos.

Eficiencia del Sistema Gasista

Las infraestructuras del Sistema Gasista español son una prioridad para Enagás y han funcionado con la máxima eficiencia operativa en 2019, en un contexto de crecimiento del mercado global de GNL y de mayor volumen de entradas de gas natural al Sistema. El pasado ejercicio, el GNL almacenado en las infraestructuras de Enagás se ha incrementado un 32%, la regasificación un 28% y la contratación de los almacenamientos ha sido superior al 95%.

Demanda de gas natural

La demanda total de gas natural ha crecido en España un 14% en 2019 con respecto al año anterior y se ha situado en 398 TWh, el dato más alto desde 2010. Este incremento ha estado motivado principalmente por el crecimiento de la demanda de gas natural para generación de electricidad (+80%), impulsado por la sustitución del carbón por gas natural en el mix eléctrico, y por un mayor consumo de la industria (+2%), que representa alrededor del 60% del total de la demanda nacional de gas natural.

La demanda de gas natural en la industria ha alcanzado en 2019 los 214 TWh, la cifra más alta desde que se tienen datos desagregados de consumo industrial, y ha crecido en prácticamente todos los sectores industriales, especialmente en el sector servicios. El gas natural es insustituible en la industria por su elevado poder calorífico y su versatilidad.

La menor participación del carbón en el hueco térmico ha permitido reducir un 25% las emisiones de CO2 en la generación de electricidad, lo que ha supuesto dejar de emitir 14 millones de toneladas de CO2. Estos datos, en un contexto de transición ecológica, ponen de manifiesto el importante papel que juega el gas natural para la reducción de emisiones, la garantía de suministro y como back up de las energías renovables.

Enagás Renovable

Enagás ha creado en 2019 una nueva filial, Enagás Renovable, para impulsar proyectos de energías renovables no eléctricas (biogás, biometano e hidrógeno verde) como nuevas soluciones energéticas que permitan avanzar hacia un modelo energético más sostenible.

Líder en sostenibilidad

La compañía ha reforzado su presencia en los índices de sostenibilidad más relevantes. Enagás ha sido la única empresa de su sector en el mundo incluida en la ‘A List’ de CDP Cambio Climático (la máxima calificación de este ranking anual), lo que la sitúa como una referencia en sostenibilidad y gestión ambiental por su actuación y transparencia en reducción de emisiones, gestión de riesgos y oportunidades derivadas del cambio climático. Por duodécimo año consecutivo, figura también en el Dow Jones Sustainability Index (DJSI) como líder mundial de su sector con la distinción Gold Class 2020.

En materia de personas y cultura corporativa, Enagás ha sido incluida, por segundo año consecutivo, tanto en el Bloomberg Gender-Equality Index (GEI) como en el ranking Equileap que aglutina a las 100 compañías líderes en igualdad de género a nivel mundial.

Actualización Estratégica 2020-2026

En la presentación de su Actualización Estratégica 2020-2026, Enagás ha reafirmado su compromiso con la neutralidad en carbono. Como resultado de la aplicación de un plan técnico, con objetivos definidos y procesos de medición rigurosos, la compañía ha reducido ya un 47% sus emisiones globales desde 2014 a 2018. Además, tiene previsto continuar disminuyéndolas un 25% adicional para 2030, un 61% para 2040, y se compromete a ser neutra en carbono en 2050.

Como parte del papel de la compañía en la transición energética, Enagás está impulsando iniciativas de movilidad con gas natural licuado (GNL). Gracias a los proyectos de sustitución de combustibles tradicionales por GNL en el transporte marítimo (bunkering y small scale) en los que participa la compañía, se evitará la emisión de entre 2 y 4 millones de toneladas de CO2 hasta 2030.

Los gases renovables son clave para la descarbonización de sectores difíciles de electrificar. En esta línea, la compañía prevé destinar en torno a 300 millones de euros al desarrollo de proyectos de hidrógeno, biogás y biometano para el período 2020-2026. En el ámbito del hidrógeno, Enagás ha presentado a la Unión Europea el proyecto Green Spider, una iniciativa que busca posicionar a España como hub logístico de esta fuente de energía renovable en Europa y que opta a incluirse como IPCEI (Proyecto Importante de Interés Común Europeo).

En lo referente a las previsiones para el periodo 2020-2026, la compañía estima un dividendo anual medio de las sociedades participadas de 300 millones de euros, respecto a los 123 millones alcanzados en 2019, con un importante peso de las filiales en Latinoamérica (40%), en Estados Unidos (46%) y en Europa (14%). Para 2020, Enagás ha previsto un BDI de 440 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 4,1% con respecto al año anterior.

Respecto al avance de proyectos internacionales, se prevé la puesta en operación comercial del Trans Adriatic Pipeline (TAP) durante el año 2020. Este proyecto se encuentra actualmente desarrollado en un 92%.

En su actualización estratégica, Enagás también ha ratificado su compromiso de incrementar el dividendo en un 5% en 2020 y en un 1% anual para 2021, 2022 y 2023. Además, la compañía mantiene su política de dividendo sostenible de 1,74 euros por acción para el periodo 2024-2026.

Compartir...
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • mail
X

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información o para cambiar la configuración, puedes consultar nuestra política de cookies.